Asociación Regional de Empresarios de Estaciones de Servicio de Cantabria

Avda. de los Castros, 35 2º C

39005 Santander (Cantabria)

Teléfono: 942 278 600
Fax: 942 274 729

info@aescantabria.es

Localización en el mapa
     
ACCESO ASOCIADOS
Asociación
Estaciones de servicio
Cantabria
domingo, 5 de julio de 2020 - 13:17

imprimir Imprimir

Criterios para el aseguramiento de la estanquidad 18-06-10


12/07/2010 10:34:00

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que actualmente existe un laboratorio de ensayos acreditado de acuerdo con el RD 2200/1995, para evaluar los sistemas de acuerdo con el procedimiento indicado en el informe UNE 53968 IN.
SEGUNDO.- La evolución tecnológica de los sistemas fijos y móviles destinados a la detección de fugas en tanques y tuberías, y las prácticas observadas en la utilización de las técnicas comercializadas en el mercado español.
TERCERO.- La orientación decidida de estas tecnologías orientadas a la detección temprana de fugas en depósitos enterrados para prevenir la contaminación ambiental del suelo por vertidos indeseados.
CUARTO.- La necesidad de subsanar las inconformidades detectadas en el uso de los sistemas de detección de fugas tanto fijos como móviles comercializados en el mercado español.

CRITERIOS

PRIMERO.- Los sistemas de verificación de estanquidad, tanto fijos como móviles, deberán ser homologados (Aprobación de Sistema) por un laboratorio acreditado conforme al RD 2200/1995.
-  Sistemas de detección de fugas en tanques de simple pared y/o tanque interior en tanques de doble pared: conforme al informe UNE 53968 IN.
-  Sistemas de detección de fugas en el espacio intersticial: conforme a las normas UNE EN 13160 2-4 y 7. Para que el modelo pueda ser aceptado, el espacio intersticial del tanque debe poder ser verificado en su integridad y el sistema de detección de fugas deberá disponer o estar conectado a un dispositivo que registre las alarmas de fuga generadas y la desconexión del sistema. En el supuesto de que el espacio intersticial no pueda someterse al ensayo de integridad, el tanque interior deberá someterse a una prueba periódica de estanquidad anual con un sistema homologado, fijo o móvil, conforme al informe UNE 53968 IN.
-  Sistemas de detección de fugas en tuberías, fijo o móvil, conforme al informe UNE 53968 IN.
SEGUNDO.- Todo aparato para uso en atmósferas explosivas debe cumplir lo especificado en el RD 400/1996, de 1 de marzo (BOE 8/4/1996), debiéndose exigir previo a su puesta en servicio marcado CE, certificado de examen CE de tipo expedido por un organismo notificado. Aquellos sistemas que no dispongan de la certificación ATEX no pueden ser utilizados en atmósferas potencialmente explosivas, como son las arquetas y tanques.
TERCERO.- Los sistemas de verificación de estanquidad, tanto fijos como móviles, deben realizar una evaluación de la conformidad de Comprobación Inicial antes de su puesta en servicio, por un laboratorio acreditado conforme al RD 2200/1995, tomando como referencia el informe UNE 53968 IN, o aportar un certificado de conformidad basado en uno de los módulos siguientes (RD 889/2006, de 21 de julio):
-  D1 “Declaración de conformidad basada en la garantía de calidad del proceso de fabricación”.
-  F1 “Declaración de conformidad basada en la verificación del producto.
CUARTO.- Los sistemas de verificación de estanquidad deben realizar Comprobación Periódica con una periodicidad trienal para los sistemas fijos y anuales para los sistemas móviles, por un laboratorio acreditado conforme al RD 2200/1995, tomando como referencia el informe UNE 53968 IN y los protocolos B1/B2 y B3 que se anexan a la presente.
QUINTO.- La instalación de sistemas fijos de detección de fugas deberá comunicarse al Órgano Competente de la Comunidad Autónoma, acompañando un certificado que acredite su correcta instalación y funcionamiento emitido por un laboratorio acreditado.
Para el caso particular de tanques sifonados, será exigible la separación de ambos tanques mediante una válvula de corte que permitirá el aislamiento del tanque cuando se proceda a la correspondiente prueba de estanquidad.
Toda reparación del sistema de detección de fugas deberá registrarse en el libro de la instalación, figurando la fecha de aviso y de reparación de la avería. Cuando quede resuelta la situación de demérito o avería o bien se hayan sustituido partes de aquél que afecten a la medida, el mantenedor emitirá un documento del parte de reparación y, con antelación a su puesta en servicio oficial, se realizará un comprobación después de reparación o modificación del sistema por un laboratorio acreditado, registrándose el resultado de la verificación de conformidad efectuada en el libro de instalación.
SEXTO.- El fabricante extenderá un certificado indicando la inviolabilidad de la información contenida en los registros correspondiente a la prueba de fugas, de alarmas y desconexión del sistema.
SÉPTIMO.- Los límites y probabilidades de detección serán los que figuren en el informe de certificación del sistema. Las pruebas de estanquidad deberán realizarse en las condiciones establecidas en aquel:
a)  Conforme al procedimiento seguido en el proceso de certificación del sistema, respetando los tiempos de reposo previo y duración de la prueba.
b)  Conforme al procedimiento establecido con posterioridad a la comprobación periódica del sistema, personalizando los tiempos de reposo previo y la duración de la prueba en función de la capacidad del tanque, diámetro del flotador, calibración del tanque, etc.
OCTAVO.- El montaje, mantenimiento y conservación de los sistemas fijos deberá llevarse a cabo por las empresas instaladoras/mantenedoras de PPL habilitadas e inscritas en el registro de la Comunidad Autónoma, conforme al procedimiento de instalación aportado por el fabricante de los mismos.
NOVENO.- El titular de la instalación con tanques de simple pared que disponga de sistemas fijos de detección de fugas realizará pruebas estáticas de estanquidad con periodicidad semestral, asegurando que, al menos en un periodo de doce meses, una de ellas se efectúa con un grado de llenado del tanque no inferior al 80% de su capacidad (cuando disponga de sistema de detección con control estadístico de fugas en reposo homologado será eximido del requisito del nivel de llenado). La obtención de una prueba negativa, obligará a la realización de otras dos pruebas estáticas consecutivas e inmediatas con un tiempo previo de estabilización del tanque mínimo de 12 h y en un plazo máximo de 72 horas de días hábiles con un grado de llenado del tanque semejante al utilizado en la prueba anterior negativa. La calificación final del ensayo semestral será la de positivo (sin fuga) o negativo según el resultado mayoritario de las tres pruebas. Finalmente, en caso de obtenerse un resultado semestral con calificación final de negativo, el tanque afectado será vaciado completamente en las 24 h siguientes o primer día hábil, hasta que se subsanen las causas que originaron el resultado desfavorable.
DECIMO.- El titular de la instalación que disponga de tanques de doble pared deberá supervisar la estanquidad con sistemas fijos de detección de fugas del espacio intersticial homologados (conforme al artículo primero de la presente) y, en su defecto, verificará la estanquidad del tanque interior mediante un sistema fijo de detección de fugas por variación de nivel del tanque interior con control estadístico de fugas en reposo.
La obtención de una alarma de fuga obligará a identificar la pared afectada con demérito de fuga mediante la realización de una prueba del tanque interior con sistemas de detección de fugas homologados, fijos o móviles. La obtención de un resultado final negativo, implica que el tanque afectado deberá ser vaciado completamente en las 24 h siguientes o primer día hábil, hasta que se subsanen las causas que originaron el resultado desfavorable.
DÉCIMO PRIMERO.- El titular de la instalación de tanques que realice las pruebas de estanquidad con sistemas móviles realizará una prueba de estanquidad con periodicidad anual, que deberá ser supervisada y certificada por una entidad acreditada conforme al RD 2200/1995. La supervisión de la prueba de estanquidad podrá realizarse indistintamente en presencia de la entidad acreditada y/o con procedimientos que permitan el control telemático, facilitando en este último caso al órgano competente de la administración la opción de supervisar simultáneamente la prueba de estanquidad.
La entidad que realice la supervisión deberá poner a disposición de la autoridad competente y conservar los registros primarios relevantes generados por los sistemas de detección de fugas durante la prueba de estanquidad, en los que se incluya:
-  Informe emitido por el sistema con los resultados de la prueba.
-  Registro de presencia e identificación unívoca de los sensores del sistema.
-  Registro del proceso de presurización/vacío parcial del tanque
-  Registro de las auto-verificaciones previas preceptivas de conformidad realizadas a los componentes del sistema de detección de fugas.
DÉCIMO SEGUNDO.- Los resultados de las pruebas de verificación de estanquidad y/o alarmas generadas (caso de los sistemas de control del espacio intersticial del tanque) deberán archivarse para su presentación en la inspección periódica efectuada por un organismo de control autorizado en el campo reglamentario de instalaciones petrolíferas, y a disposición de la autoridad competente de industria y de medio ambiente en materia de suelos contaminados de la comunidad autónoma durante un periodo de cinco años.
DÉCIMO TERCERO.- La obtención de resultado de prueba de estanquidad negativa deberá ser puesto en conocimiento de la autoridad competente en materia de industria de la comunidad autónoma sin perjuicio de las comunicaciones establecidas por el RD 9/2005, de 14 de enero, y por la ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Ambiental respecto a la posible afección de suelos.
DÉCIMO CUARTO.- Cada 9 años todos los tanques enterrados de simple y doble pared realizarán una prueba de estanquidad en tanque vacío, limpio y desgasificado, tras examen visual de la pared interior. Los tanques de simple pared no refibrados y de acero deberán realizar medición de espesores de la pared interior.